Buscar este blog

Cargando...

Entrevista por RNV, La Derecha Oposicionista

jueves, 11 de agosto de 2011





Giordani “La Ley es Preventiva”; Nos Preguntamos: ¿Cómo podemos prevenir en una economía donde 500 empresas dominan el 80 % de la Producción?.

Por: Pedro Patiño
Red Bolivariana

La “economía estúpido” fue la expresión de Bill Clinton a uno de sus asesores. Y es verdad, la economía está presente en todos nuestros actos. Desde ir a la playa, escoger una carrera universitaria, o votar por un candidato de turno. Venezuela no escapa de las influencias económicas internas y externas. Los agentes económicos que interactúan en nuestro país, son: familias, empresas, Gobierno y resto del mundo. Hoy en día con una crisis económica mundial que por lo visto será mucho mayor que la ocurrida en 2008, nuestro país debe buscar las fórmulas para tener una economía moderna, activa, donde los agentes económicos se sientan satisfechos. Donde los consumidores (familias) maximicen su utilidad de los bienes y servicios que compran, y las empresas tengan sus ganancias normales y no económicas (maximización de la ganancia), el estado en rol de regente cumpla con sus funciones. Así, en teoría debería ser nuestra economía. Pero la verdad es otra. Durante más de 40 años nuestra economía sufrió los embates del capitalismo, una economía de mercado incipiente donde los modos de producción fueron dados a solo un grupo minúsculo de la burguesía, formando monopolios y oligopolios, donde los precios eran impuestos por estos empresarios, que más que empresarios son “Comerciantes” Comisionistas, es decir “comprar barato y vender caro”. Vamos a dar un concepto más técnico de ese tipo de empresario que abunda en el país: “ Los empresarios se intercambian ofertas por los recursos disponibles, y este intercambio establece el precio en el mercado para esos recursos, los empresarios fijan contratos con los proveedores de recursos y combinan estos para producir bienes y servicios, la diferencia entre el ingreso total y el costo total, será la ganancia normal”, pero aquí viene el meollo de todo…”Un empresario obtiene una ganancia económica al vender productos por más de lo que le costaron producirlo”…aquí si hay que aplicar la Ley de Costos y Precios¡¡. Recordemos que una ganancia normal es lo que todo buen empresario debe obtener. Una ganancia económica es cuando el empresario logra la maximización de ganancia, aun cuando su producción no abastece el mercado donde actúa.

Venezuela tiene una economía mono productora, puro petróleo. La Revolución Bolivariana ha tratado de diversificarla, con algunos logros y voluntad férrea, pero tiene algunas ataduras, heredadas del punto “feísmo”, que quiere volver. Para lograr producir en el campo, necesitamos maquinarias, tecnologías, semillas, agua, sol, silos, animales y lo más importante; personas. Aquí se nos presenta un problema: Venezuela como todos los países de América Latina tenemos un 87,1% de población urbana, y tan solo un 12,8% población rural. En nuestro orbe latinoamericano existen 325 millones personas viviendo en urbanizaciones y alrededor de 108 millones en campos y zonas rurales. Por aquí realice una campaña para que los asesores económicos vieran la posibilidad de buscar una inmigración selectiva, en estos momentos de mucho paro y desempleo en el mundo, esto para reforzar nuestra agricultura que apenas arranca. Pero bueno, ojala miren esa propuesta. No solo la mano de obra es deficitaria en el agro, sino, que las empresas productivas también escasean, y esto no es culpa de la Revolución Bolivariana, sino del modelo rentista petrolero, del mal reparto de esa renta, que en tiempos de la IV república solo se otorgó a un grupúsculo de empresarios capitalistas.

En el país el nefasto golpe petrolero y lockout empresarial realizado por los que hoy en día pretenden volver a gobernar bajo los designios del gran capital, costo a la nación la pérdida de más o menos 1200 industrias¡¡. Esta pérdida aumento a 6000 nuevas empresas que hacen falta en el país en los diferentes ramos de la actividad económica, todo lo ocurrido en el 2002-2003, aumento el numero trabajadores informales a más de 5 millones, y con la existencia de otros 6 millones de compatriotas que están en un limbo existencial, no sabemos por qué no quieren incorporarse a misiones, o algún trabajo. En nuestra bella Venezuela existen 5800 pequeñas industrias, que genera alrededor de 170 mil empleos, Industrias grandes entre corporaciones nacionales y extranjeras existen 500 empresas, y estas dominan el 80 % de la producción de bienes y servicios del país. Uds. me dirán, con una economía oligopólica y monopólica, rentista de mercado, con tantas ineficiencia en producción, acaparamiento, especulación, con una mayoría de empresarios “Comisionistas”, donde no existe innovación, creación, y donde los industriales no quieren tomar riesgos, sino más bien se la pasan pidiendo cacao, en subvenciones, subsidios y créditos blandos, podemos tener una “ley preventiva” de costos y precios justos.

Deseos no empreñan, dice nuestro presidente. Se trata de agarrar al toro por los cachos. Mejor prevenir que lamentar, respondería Giordani, pero desde nuestra óptica, esta Ley como está planteada, puede inclusive beneficiar al industrial comisionista, y a los Cárteles de cadenas de distribución.
Bajo nuestra óptica nuestro país no da más con el sistema económico imperante, la búsqueda de inversiones nacionales y extranjeras no solo en las áreas energéticas sino en la manufactura, en el campo, alimentos, etc. es primordial. La creación de mucho más industrias generara mucho más empleo, y esto reportara mucho más crecimiento económico, menos inflación y, por ende más desarrollo. Hay que buscar activar a esa masa gigante de personas alrededor de 6 millones que todos los días se ven el ombligo, también restar al comercio informal una buena tajada de esos más de 5 millones de compatriotas. Pero todo esto y mucho más se hacen con voluntad política, sin dogmatismo y con conciencia bolivariana y patriótica.

Debemos también luchar contra los “Cárteles”, como fedecamaras. Los Cárteles aportan beneficios a grupos empresariales, obstaculizando la creación de nuevas empresas, de nuevas inversiones, no tenemos duda que detrás del desabastecimiento están los Cárteles que controla fedecamaras. Estos Cárteles operan inclusive contra otros industriales que no se pliegan a sus órdenes de saboteo. Por lo tanto no se trata a veces de los intereses del consumidor contra intereses del productor, sino más bien de los intereses de un productor contra los intereses de otro productor.
Hay que tener en cuenta algo muy importante, es que en economías como la nuestra los Productores o Industriales están mejor organizados que los consumidores, y por lo tanto, mejor capacitados para promover regulaciones que los favorezcan. La Ley de Costos y Precios Justos puede ser preventiva como lo dicho por el Profesor Giordani, que es un gran planificador, pero en el campo económico hay muchas variables que hay que analizar muy bien.

Estamos totalmente de acuerdo con la esencia de la Ley, que no es más que promover el Bienestar Social controlando los precios exagerados y la producción escasa, esta Ley actúa en favor del Interés General, pero debe ser analizada – repito – con óptica Revolucionaria y no dogmática.
Saludos Cordiales, RAS, SXXI
pedro2.patino@gmail.com
venezuelaeconomicaypólitica.blogspot.com