Buscar este blog

Cargando...

Entrevista por RNV, La Derecha Oposicionista

lunes, 15 de diciembre de 2014



Hay una Guerra Política; ¡ahora quien lo duda¡.
Por: Pedro Patiño
Red Bolivariana
A mis consecuentes lectores les había dicho que mi próximo artículo hablaría sobre la “Guerra Política” por encima de la desestabilización de la economía. Ahora con las “sanciones” políticas de los EEUU contra funcionarios bolivarianos refleja que la situación que vivimos es una Guerra Política, no hay de otra. El factor económico es una variable más, así como lo fue la guarimba y el sicariato. El ataque mediático el cual ha sido recurrente y sistemático durante la V república por fuentes internas e internacionales también están entre las diferentes variables aplicadas en la guerra política. Debemos comprender la crisis económica a través de la guerra política. Aquí lo que está en juego es la soberanía nacional, y más allá, el proyecto político bolivariano y eminentemente chavista. Detrás del acoso del pentágono, utilizando la coerción y la intimidación, hay razones profundamente políticas. Desde los tiempos de la iniciación de la revolución bolivariana, los EEUU y sus satélites han buscado por diferentes vías el derrocamiento del gobierno bolivariano. Sus lacayos y cipayos representados por la MUD han sido entrenados para debilitar desde adentro al proceso de emancipación de la sociedad venezolana. Estas acciones de guerra política la ejecutan los “think tank” que están diseminados en países hostiles y otros no tan hostiles.
Moisés Naím, Miguel Rodríguez, Imelda Cisneros, Gerver Torres, Ricardo Hausman, Roberto Smith entre otros representan las figuras visibles del pensamiento neocolonial que quieren imponer a trocha y mocha en el país. Los partidos y dirigentes de la oposición están involucrados en esta guerra política, Delsa Solórzano, Capriles, MCM. Aveledo entre otros representan el bastión interno. Los medios de comunicación nacionales junto con grandes corporaciones mediáticas internacionales hacen el trabajo de hormiguitas para deteriorar mentes débiles de ciudadanos con respecto a la revolución bolivariana.
No la tiene fácil la revolución. Son muchos los intereses que están en juego. La guerra política riega en todo el país el germen de la desestabilización, el factor económico es una de sus puntas de lanza. Sobre esto el gobierno debe con firmeza y con mano dura castigar a los empresarios que hacen el juego a los intereses políticos adversos al proceso bolivariano. Pensamos que ya basta de dar subsidios, subvenciones y créditos blandos a quienes no están produciendo y más bien contribuyen al acaparamiento, a las distorsiones de precios y al contrabando de extracción.
No más dólares a los agentes de los intereses extranjeros. A los empresarios tramposos, hambreadores de la sociedad venezolana todo el peso de la ley.
Nota: Aplaudimos las acciones políticas y de soberanía del hermano pueblo de Nicaragua, al impedir el acceso de los anticubanos y anti venezolanos Bob Menendez, Ros Lethinen, Marco Rubio y David Rivera, artífices junto con la diáspora disidente mayamera de las acciones políticas contra Venezuela, esperamos la respuesta de nuestra Asamblea Nacional contra la injerencia, la coerción y la intimidación del senado de los EEUU.
Es ahora o nunca… Llego la hora… Venceremos¡¡
venezuelaeconomicaypolitica.wordpress.com

lunes, 8 de diciembre de 2014



ALERTA TEMPRANA “LA LEY DE ZONAS ECONÓMICAS ESPECIALES  ENTREGA LA SOBERANÍA DE LA PATRIA”
Por: Pedro Patiño
Red Bolivariana
“…El nuevo Estado de derecho […] obliga a generar nuevos instrumentos y mecanismos normativos y procedimentales no contemplados en la legislación actual. Por ende se propone este Decreto con Rango, Valor y de Fuerza de Ley de Regionalización Integral para el Desarrollo socio productivo de la Patria…” 

Y así, arranca la nueva legislación que regirá nuestra relación económica a largo plazo con China aprobada el 18 de Noviembre de 2014 por vía habilitante. No es cualquier párrafo, es la declaración explícita de que existe una nueva correlación de fuerzas económicas y para ellas, hacía falta una nueva norma. Para no alborotar el “avispero” y tener que redactar una nueva Constitución, se creó este Decreto que levanta la legislación vigente pero solamente en estas Zonas, es decir, que tendremos pequeños países con su legislación, dentro de Venezuela. En este corto ensayo* tocaremos los puntos álgidos de esta nueva legislación por considerarla punta de lanza del capitalismo trasnacional en Venezuela. Haremos citas y traduciremos la nomenclatura de la ley, llena de palabras como desarrollo, producción, estrategia, planes, etc. y las traduciremos a palabras comunes y corrientes para poder comprender el trasfondo. Comencemos.

Primero definen una gran área geográfica a la que denominan Zona de Desarrollo Estratégico Nacional (ZDEN). Esta área, hará caso omiso a la organización político territorial actual, es decir, el polígono puede abarcar varios municipios de varios Estados. La importancia de esto reside en que esta Zona, tendrá un Coordinador, nombrado por el Presidente de la República y que no será necesariamente el gobernador del Estado, ni alguno de los alcaldes. Este Coordinador, será la autoridad económica en ese polígono y su cargo NO será de elección popular. Qué tiene de apetecible ser uno de esos Coordinadores? Pues resulta que la ganancia generada por la actividad industrial o comercial en esas zonas, tendrá una administración “especial” que será independiente del presupuesto nacional. En estas Zonas se modificará el patrón monetario y cambiario, para que el llamado “comercio exterior” o exportación puedan darse. Adiós control cambiario.

Podrán modificarse los porcentajes del pago de impuesto sobre la renta, impuesto al valor agregado, o el impuesto de exportación. A eso en la Ley, le llaman incentivos fiscales especiales. Es decir, que al Estado le entrará muy poco por vía de impuestos. También está contemplado dentro de estas Zonas, el levantamiento de la nueva Ley del Trabajo: “…El Presidente…podrá definir el régimen especial y extraordinario de contrataciones…”. A esto también le llaman, incentivo a las empresas. Una vez definida esta poligonal de “desarrollo”, hay dentro de ella otras sub-poligonales (dentro de una torta, hay pedacitos de torta). Allí estarán las “Zonas Económicas Especiales” (ZEE), que son conocidas en el mundo en más de 400 puntos, y son aéreas donde el capitalismo trabaja en su forma más agresiva. Aquí en Venezuela las ZEE han comenzado a instalarse en Aragua y Carabobo (Puerto Cabello), y los gobernadores de Táchira y Falcón anhelan la puesta en marcha de una de ellas en sus Estados. En la ZEE de Puerto Cabello se está consolidado un inmenso proveedor de materias primas (gas, gasolina, plásticos, resinas, agua y electricidad) y de servicios asociados al tráfico de mercancías en puertos marítimos y aéreos. Falta conocer cuáles serán las empresas transnacionales chinas que se beneficiaran de esa “cabeza de playa”. Por su parte la ZEE en Aragua, ha ofrecido nuestra mina de níquel, una de cuarzo y toda la voluntad política para que las textileras, y ensambladora de artefactos eléctricos chinos, se instalen al tiempo que nos traen sus aldeas de cáncer por contaminación ambiental (1).

Pero no nos desviemos. Sigamos con la Ley.
Además de las ZEE, la ley define otros pedacitos de la torta. También están los “Distritos Motores de Desarrollo”, que no son más que las ciudades donde habitaran los esclavos que trabajaran en las ZEE. Esas ciudades son las construidas por la Gran Misión Vivienda que financia el Estado Venezolano a través de endeudamiento externo. En estos Distritos Motores deberá incluirse por supuesto la vialidad. Por otro lado están contempladas las llamadas “Zonas del conocimiento productivo”, que serán los centros de capacitación para la mano de obra  de las ZEE. Tomando en cuenta los ejemplos actualmente activos en el mundo, puede decirse que esas Zonas de Conocimiento llegarán en el mejor de los casos a centros tipo Ince, donde egresaran empleados que posean un nivel primario. La idea será ofrecer un cuerpo laboral abundante y de bajo costo, que sea capaz de desarrollar actividades muy segmentadas y sencillas como ensamble de componentes, donde se requieren mínimas habilidades. Aunque la Ley contempla que en estas zonas de Conocimiento Productivo habrá investigación, desarrollo y universidades, el alter ego de la Provincia de Shandong ofrece solo un 3% de población con nivel universitario y un 40% con un escaso 6to grado de primaria. La Ley también incluye los llamados “Corredores Urbanos”, que son todos aquellos poblados marginales y cercanos a la ZEE que van no alcanzaran a beneficiarse de la Gran Misión Vivienda ni de la capacitación de mano de obra esclava. Esos corredores urbanos son los cordones de miseria que siempre rodea a los centros industriales capitalistas y que serán atendidos a través de planes con pequeñísimos paliativos económicos. Finalmente la Ley contempla los “Parques Industriales” que son todas aquellas Empresas del Estado que sí participan del Presupuesto Nacional, de la planificación del Estado y que en líneas generales abarca la petrolera, la petroquímica, la acerera y las industrias de alimentos recién nacionalizadas. En estos parques también está incluida la industria privada que formará parte de un Registro Nacional de Industrias. Es decir, en los Parques industriales se encontraran "los nacionales" privados y públicos que deberán acoplarse al gran gigante trasnacional que hegemonizará la actividad  comercial e industrial venezolana.
En conclusión la Ley, intenta regular lo irregulable: la coexistencia pacífica, de sector empresarial privado nacional, un sector estatal que provee infraestructura, servicios, materias primas, mano de obra esclava, puertos y aeropuertos, junto a un sector privado trasnacional chino que pagará bajos impuestos, traerá su contaminación, hará una falsa transferencia de tecnología y nos “obsequiará” cientos de empleos para esclavos.  Al final nos dirán, páguennos con petróleo, los edificios y carreteras que les construimos, dennos las minas de oro de Las Cristinas, por las lavadoras y televisores que les dimos, y bueno si…nos podemos comer unos cuantos pirulín aragüeños en el ínterin.

Creemos que la recién aprobada Ley de Regionalización Integral para el Desarrollo Socio productivo de la Patria, está confeccionada como un traje a la medida del capitalismo chino que necesita expandir su explotación, su miseria, a las entrañas de la Patria. Somos un extra territorio. Descuartizamos al país, en pedazos cedidos a la voracidad del capitalismo mundial. En definitiva se pierde la soberanía con una ley que regula pequeños paisitos extraños al control patrio, sometidos al control directo de intereses antipatriotas. Todo estará al servicio de intereses foráneos. Es la legitimización de la entrega a lo más cruento del capitalismo mundial, a sus peores prácticas, a sus formas más agresivas e infrahumanas.

Creemos que dada la gravedad de esta Ley debería ser rediscutida en la Asamblea Nacional. Hacer caso omiso, no dar marcha atrás, seria delito de lesa humanidad, lesa Patria. Esta Ley nos impone un falso desarrollismo con banderas de aldeas de cáncer, con banderas de solicitud de más cupos para contaminar, pidiendo exoneración de impuestos, exoneración de trámites, exoneración de socialismo.
*Rosa Natalia 26/11/2014 trincheraderosas.blogspot.com / trincheraderosas@gmail.com / @TrincheraDRosa

Estimados lectores como ven, este análisis de alerta corresponde a la compatriota Rosa Natalia, voy a complementar con unas ideas del sabio e intelectual ya desaparecido.
Francisco Mieres, quien escribió hace ya algún tiempo una remembranza de lo que fue la política petrolera y económica de la IV república. Cualquier parecido con la realidad no es pura coincidencia.

Dice Francisco Mieres (…) “Otro aspecto importante ha sido el carácter suntuario de la inversión pública en Venezuela. Otros cuantiosos gastos fueron realizados con finalidades más ornamentales que económicas. La justificación teórica de esta política de derroche ha sido la de seleccionar como campo de la inversión pública aquellos sectores en los cuales no existía interés de la iniciativa privada. La consecuencia de este programa de inversiones ha sido el de multiplicar los efectos negativos de las inversiones extranjeras. El incremento resultante en la demanda de bienes de capital y de consumo, en un país de escaso desarrollo industrial y con una agricultura estancada, incapaz de reaccionar ante el estímulo de la demanda, se tradujo en un sucesivo aumento de las importaciones y en la creación de incentivos a la actividad privada de los sectores terciarios. Por otra parte, la realización de obras públicas a través de contratos con empresas privadas creo un auge inusitado de la industria de la construcción. El resultado global ha sido, la canalización de la inversión privada hacia esos sectores, en desmedro de la industria y de la agricultura, tendencia que puede observarse no solo en la inversión nacional sino también en la ubicación del capital extranjero fuera del sector extractivo”(…)

Continúa Francisco Mieres. “(…)  En Venezuela -que es el escaparate oficial para la exhibición de los beneficios que obtiene un país subdesarrollado con la explotación extranjera de sus materias primas -, la comparación entre lo que pudo haber logrado y lo que realmente se ha alcanzado con ayuda de los ingresos que recibe el gobierno del petróleo, es tan reveladora como en el Medio Oriente. Claro está que una parte de esos ingresos ha sido utilizada por el gobierno (IV república) para promover el desarrollo económico, está ha sido dolorosamente lenta y solo se han utilizado marginalmente los recursos económicos de la nación. Bajo el reinado de la actual dictadura de los carteles trasnacionales, los fondos que se dedican a fomentar el desarrollo económico son considerablemente más bajos que los que puede disponer para este propósito. Además, los objetivos que persiguen dichos gastos están determinados por las necesidades del capital extranjero y no por los intereses del pueblo venezolano. Por consiguiente, aparte de que se dedica una proporción desmesuradamente elevada de los ingresos del gobierno al sostenimiento del aparato militar, muy pocos fondos se asignan al mejoramiento de la agricultura. El grueso de los gastos es absorbido por la construcción de carreteras, aeropuertos e instalaciones portuarias, por la expansión y modernización de Caracas; todo esto es deseable desde el punto de vista del capital extranjero, pero contribuyen muy poco al surgimiento de una economía nacional equilibrada. Venezuela como todo país capitalista subdesarrollado, todavía está atravesando lo que constituye esencialmente la fase mercantil del capitalismo. Las inversiones extranjeras aun cuando se direccionan al mercado interno, están  constituidas por plantas de montaje o por fábricas que producen bienes de consumo para satisfacer el incremento de la demanda que ocasionan los gastos gubernamentales. Estas inversiones no proporcionan el surgimiento de las industrias básicas que son indispensables para lograr un crecimiento económico rápido, sostenible y duradero. Concluye Francisco Mieres con lo siguiente..(…)” Es evidente que un incremento de la producción de bienes de consumo, complementado con un volumen considerado de importaciones, reflejaría un mejoramiento en la condición económica del país, empero, es difícil que mantenga ese impulso, podríamos decir que no sobrevive a su estimulo original, es decir, a los gastos gubernamentales derivados de los ingresos petroleros. Una baja en el precio de este, con la consiguiente reducción de los ingresos del gobierno, destruiría la prosperidad artificial”.(…)

Como ven amigos lectores, es correspondiente hacer el análisis respectivo de lo descrito en este artículo. ¿Pasar de la dependencia del Capitalismo Yanqui al Capitalismo Chino?.. He allí el detalle.
venezuelaeconomicaypolitica.wordpress.com


martes, 2 de diciembre de 2014



¿Es la OPEP un club de Pinochos?.
Por: Pedro Patiño
Red Bolivariana
Este era el nombre con el cual se calificaba a la OPEP durante la IV república. Creo que fue el ministro Edwin Arrieta Valera que se jactaba de que Venezuela no cumplía con la cuota de producción dentro de la OPEP. Alegaba que ningún país de esa organización mantenía las cuotas que desde su seno establecían. Cada quien para su sardina, era la política de la OPEP. Edwin Arrieta junto con otros directores de PDVSA estaban en la onda de debilitar la OPEP. También jugaban a la estrategia de mantener precios bajos, para que así, PDVSA pudiera ser vendida a precio de gallina flaca. El precio del crudo rondaba los 7 dólares el barril, entonces llego Chávez, llamo a botón a los países OPEP y reimpulso una estrategia que hizo subir los precios de crudo.
Hoy vemos una caída de precios, que lesionan gravemente a los países en vía de desarrollo y productores de crudo. Los países que integran actualmente la OPEP son: Arabia Saudí, Emiratos Árabes, Argelia, Irán, Irak, Indonesia, Qatar, Kuwait, Libia, Nigeria y Venezuela. En un tiempo también estuvieron Ecuador y Gabón, ambos ya no pertenecen. Arabia Saudí con un crudo extra liviano y de bajo costo de extracción es el que más produce con unos 10,6 millones de bd. Este volumen de extracción es en gran medida la causa del bajón de los precios, Arabia Saudí junto con Kuwait y Qatar son una especie de protectorado estadounidense, por tal motivo aúpan la producción en detrimento de los precios. Los EEUU también han enviado al “mercado” internacional una gran cantidad de crudo de su producción convencional y no convencional. Los gringos siempre han utilizado esta estrategia para influenciar en la baja de los precios y luego comprar crudo barato para repotenciar sus reservas. Aunque China también se está beneficiando igual que la India, a los EEUU no les preocupa, siempre y cuando pueda golpear economías como la venezolana, que depende casi el 100 % de la renta petrolera.
La OPEP tiene en su seno muchas contradicciones, una de ellas, es la correspondiente con el juego que realizan las grandes transnacionales norteamericanas y británicas en la exploración, extracción, tratamiento y transporte de crudo. Pareciera que el cartel petrolero internacional representado por las compañías tiene mayor peso en la creación artificial del precio de crudo que los gobiernos que rigen los países de la OPEP. La OPEP controla aproximadamente el 43% de la producción mundial de petróleo y el 75% de las reservas de petróleo. Su dominio en las exportaciones de crudo se sitúa en alrededor del 51%. Además, concentra la totalidad de la capacidad excedentaria de producción de petróleo del mundo, lo que, de facto, convierte a la OPEP en el banco central del mercado petrolero.
La cuota de mercado de la organización aumentará en el futuro, ya que la Agencia Internacional de la Energía prevé que la producción de petróleo convencional de los países que no forman parte de la OPEP alcanzará su máximo alrededor de 2015. De hecho nuestro país, tenía planes de ubicar su producción alrededor de 5Mbd. De ser así, los precios que se han venido a pique, no tendrán motivos para alzarse de nuevo sobre los 100 $ por barril. La estrategia de la OPEP siempre ha sido del fortalecimiento de políticas estratégicas para enfrentar los manejos artificiales de precios inducidos por las grandes transnacionales. ¿Hay escapatoria a esto?.
Inicialmente tenemos que tener claro, que la estrategia de mantener precios bajos, conlleva a una ganancia extrema de la venta de los productos derivados del petróleo. Quienes fabrican estos productos tendrán ganancias extremas, comprando petróleo barato y transformándolos en derivados costosos que los países en vías de desarrollo tendrán que adquirir irremediablemente. La industria petroquímica venezolana no está todavía a la altura de transformar esos hidrocarburos en productos para su exportación y uso interno. He aquí uno de los parámetros que debemos desarrollar a mediano plazo.
La OPEP se ha dejado arropar -no ahora-  por las corporaciones que manejan el monopolio petrolero. Estas transnacionales antes llamadas las siete hermanas, mantienen un monopolio, una especie de cartel financiero, que pueden artificialmente jugar con los precios de las importaciones de crudo, a beneficio de los grandes oligopolios financieros del primer mundo. Cuando los EEUU eran grandes exportadores de petróleo los precios del crudo eran altos, esto lo establecía quienes extraían el oro negro, luego que fue mermando la producción en EEUU, estas corporaciones han influido de diversas maneras para mantener un precio bajo, pero los comodities que generan la refinación, siempre han estado en un valor alto. Esto quiere decir, que el “negocio” petrolero no tiene nada que ver con la teoría de “economía de mercado”, y que la oferta y la demanda no se relaciona para nada con lo que está pasando. De ser esto al revés, es decir, que el “mercado” petrolero se rige por las leyes económicas, esta coyuntura de bajos precios durara poco. Ojala y así sea.
Venezuela vuelve a encontrarse en pañales ante una caída de los precios, tal como ocurrió en el 2008. No sabemos cuántas crisis más debemos sufrir por la volatilidad de los precios de crudo, para que los gobiernos apuren la marcha de la diversificación, reindustrialización y menos dependencia de la renta petrolera. Solo vemos buenas intenciones y discursos motivantes y letras plasmadas en reformas políticas económicas. La negación de Arabia Saudí y sus aliados de oriente sobre el recorte de producción puede ser el inicio del final. El alegato de que Rusia y otros países No OPEP subirán su producción arrebatándoles clientes a los árabes, no parece el principal motivo. Existe algo más, de mayor peso político y geoestratégico de haber aumentado la producción y alejándose de los principios fundacionales de la OPEP.  A los árabes les creció la nariz y esta vez bastante larga.
Saludos cordiales
Próximo Articulo: “No hay guerra económica, sino Guerra Política”
venezuelaeconomicaypolitica.wordpress.com

jueves, 13 de noviembre de 2014




Nuestros socios ( Argentina y Bolivia), tras el gas y petróleo de esquisto…¿Entonces?.
Por: Pedro Patiño
Red Bolivariana
No es de preocuparse, ni tampoco ponerse bravo con Cristina o con Evo, simplemente las condiciones económicas a veces obliga. Argentina con una inflación rondando el 40 % para este año 2014, desempleo y falta de productos, con un consumo de casi 11 mil millones de dólares en energía (toda ella importada), un país que en antaño producía lo suficiente en gas y petróleo hoy debe importar. No es de extrañar que teniendo posiblemente la cuarta reserva más grande del mundo en gas y petróleo de esquito no aproveche esa oportunidad para cubrir su déficit interno de energía. Eso aún está por verse. Pero las circunstancias apremian y deben decidirse para el año que viene, a sabiendas que hay elecciones presidenciales. La Bolivia de Evo, es otra cosa, su situación económica no es tan apremiante, pero tiene unas reservas ya verificadas que podrían oxigenar su economía a largo plazo si la circunstancia lo amerita. El pragmatismo de Evo todos lo conocemos, si es de utilizar la extracción de gas y “petróleo” de la fracturación de esquistos lo haría sin consulta previa. Él es así, muy práctico. Pero vamos más allá del contexto suramericano, aun cuando el gigante amazónico Brasil también tiene pretensiones futuras de ir por ese camino.
El fenómeno de la extracción de gas y aceite de esquito no es nuevo en el mundo, desde siglos se ha utilizado, siendo de manera rudimentaria su extracción. Desde el 2010, los EEUU y Canadá emplearon tecnología para extraerlo a gran escala. Hay que aclarar que el aceite de esquito no es petróleo, es un hidrocarburo que tiene que pasar por un costoso refinamiento para poder acercarse al petróleo convencional. Ese hidrocarburo de esquito solo puede emplearse en la fabricación de asfalto y en procesos de refinerías y en la obtención de algunos derivados de cadena orgánica. Es decir, aun, no puede suplantar al petróleo en su totalidad. Argentina y Bolivia, junto con Brasil se encuentran entre los países que tienen yacimientos, como Canadá, EEUU, Gran Bretaña, China, Polonia, México, Australia, Austria, Suecia, Francia entre otros. Quienes han avanzado en su tecnología y manejan ya un volumen de extracción son los EEUU. Algunas agencias de energía predicen que para el 2035 los EEUU manejaran un 40 % de su consumo de gas proveniente de la fracturación de la piedra. También dicen que para el 2020 EEUU producirá 4,5 millones de barriles diarios de hidrocarburo de piedra pizarra. ¡¡Bull Shit¡¡..Diría un compatriota que vive en Denver. Las agencias propagan informaciones que no comulgan con la realidad. Ellas han dicho que los USA ha podido tener una explotación alrededor de 1 millón de bd en 4 años de exploración, realmente eso no está muy claro. Lo cierto que la explotación por intermedio del “Fracking” no es nada rentable comparado con la del petróleo convencional. He aquí la primera contradicción. Muchos piensan que la explotación de esquito ha sido uno de los factores para la baja que experimenta el crudo convencional, es al contrario. Los bajos precios del petróleo, pueden dar al traste con la industria de extracción de esquito.
Las grandes transnacionales del petróleo que conocemos son las mismas que experimentan con la extracción de hidrocarburos extraídos de la piedra. Los bajos precios del petróleo actuales y los grandes costos para conseguir, perforar y explotar un yacimiento de esquito hace que estas corporaciones vean como sus flujos de caja empiezan a decrecer. Aunado a que en los países “No OPEP” se está acabando el petróleo convencional. Hay que invertir sumas de dinero exorbitante para conseguir nuevos yacimientos, que la gran mayoría son finitos, entonces, cubrir los costos con extracción de esquito es cosa de un demente. Las transnacionales petroleras no tienen un pelo de tontas.
Otra de las consideraciones que hay que tomar en cuenta, es el daño irreversible al ecosistema, los movimientos ecológicos y ambientalistas están en alertas. Ya en Francia una ley lo prohíbe, también en Gran Bretaña han cuestionado este modelo de búsqueda de hidrocarburo, hasta un sismo, igual como ocurrió en Arkansas (USA), lo han atribuido a esta explotación. La contaminación de las aguas subterráneas es un problema específico. La gran cantidad de químicos utilizados en la perforación, casi todos, son cancerígenos. La técnica de perforación que se utiliza hace que la propagación de químicos sea inevitable en el subsuelo. La perforación del pozo se hace inicialmente hacia abajo, luego se direcciona de manera horizontal a unos 3 km, para luego bombear agua, arena y químicos a presión. En los EEUU, dicen que no hay problema, ya que todos los terrenos son privados y los dueños están de acuerdo, pero sabemos que los acuíferos no tienen límites, son libres y sin fronteras. El daño ecológico seria irreversible y considerado como catástrofe ambiental.
Más allá de los pronósticos de las agencias estadounidenses, que dicen que el empleo aumentara y el ahorro energético seria descomunal, sabemos que la extracción de hidrocarburo no convencional ha muerto al nacer. Algunos expertos dan una cortísima vida a esta producción de gas y de imitación de petróleo.
Nuestra hermana Argentina, aun, cuando considere a futuro su utilización, ya tiene algunas cifras no tan satisfactoria. En la provincia de Neuquén donde se considera que existe un gran yacimiento, el costo inicial de perforación puede redondear los 7,5 millones de dólares. Comentan los expertos que aunque la perforación seria vertical, aun así, puede existir contaminación, también el uso gigantesco de agua, es un problema, ya que las leyes regulan el uso del preciado líquido. Las comunidades del sector “Vaca Muerta” de la provincia de Neuquén están alertas para defender su patrimonio acuífero y el derecho al uso del agua por el hombre y los animales.
Es así que la producción de “petróleo· y gas de esquito tiene sus días contados, los bajos precios del crudo convencional es un duro golpe para quien lo explota (transnacionales). Las condiciones actuales de los EEUU hacen que busque afanosamente energía para proseguir con su conducta de gran consumidor. Los USA utilizan lobby de presión para bajar los precios y comprar más barato. Sumado la guerra (la de Irak, costo 2 billones de $). La oferta de países productores del oriente próximo ha hecho que por ahora bajen los precios. Los EEUU seguirán dependiendo de la energía que envían los 80 países quienes son sus suplidores, incluido Venezuela. Pero todo esto debe hacer reflexionar a los gobiernos y a los ciudadanos del mundo. Una vez alguien dijo; “Que la era de piedra se había acabado y no por falta de piedra”. Depender de la energía fósil, no es tener “independencia energética”. Depender de algo que es finito, no es independencia, y la energía fósil es finito, se descubre, se explota y se acaba.
Venezuela, debe ir en búsqueda de energías renovables, permanentes en el tiempo y en el espacio. No podemos seguir dependiendo nuestras vidas de algo tan volátil como los precios del petróleo. Aun nuestra industria petrolera y petroquímica no ha podido producir los más de 24 mil productos que provienen de la transformación del petróleo. Solo somos exportadores y dependientes de lo que compramos afuera. Para el 2013 la producción petrolera necesaria mundial fue calculada en 90 millones de bd, para el 2040 se especula que será de 104 millones de bd. Ya muchos yacimientos están secos, y no se consiguen otros. Hay un reto. Pensemos en eso.
Llego la Hora… Venceremos¡¡
venezuelaeconomicaypolitica.wordpress.com