Buscar este blog

Cargando...

Entrevista por RNV, La Derecha Oposicionista

lunes, 27 de enero de 2014




La crisis de Credibilidad de los Medios Impresos venezolanos

Por: Pedro Patiño
Red Bolivariana
El periodismo en Venezuela enfrenta una crisis interna. En todo el espectro comunicacional están apareciendo entuertos graves que, parecen ser irreversibles. No solo la televisión informativa está haciendo aguas, sino que, donde más aparece este fenómeno es en la prensa escrita. Diarios como el Nacional, Universal, Carabobeño, Notitarde, La Verdad, solo para nombrar algunos, han caído en un embudo o espiral de anti valores, a lo que a credibilidad nos referimos. Estos diarios de circulación nacional y otros regionales han  transformado al lector en puramente receptor de mentiras, no hay información. El reciclaje de noticias, casi todas manejadas con fines políticos, donde el encadenamiento u orquestación, hacen que todos estos diarios repitan lo mismo desde sus rotativas, esto es una característica fundamental de la crisis que vive el periodismo en el país. No hay investigación. No existe inventiva para buscar la noticia que realmente desea leer el usuario.

La mayoría de sus colaboradores, son personas caracterizadas por el rechazo ideológico contra el Proceso Bolivariano. No hay ventana abierta para aceptar los avances que ha tenido el país en estos últimos años. Muchos periodistas, pertenecen o pertenecieron a los partidos de la elite puntofijista como fueron  AD y COPEI. Sus escritos son reaccionarios, desde todo punto de vista. El sesgo ideológico del pensamiento único capitalista neoliberal, se nota de inmediato al leer cualquier artículo de estos “opinadores” de oficio de la derecha.

Carlos Blanco (tío de la diputada neoliberal Corina Machado), Marta Colomina( ex presidente de CVTV), Antonio Sánchez ( Chileno adorador de Pinochet), Quiroz Corradi ( Ex directivo de PDVSA), Roberto Giusti ( Ex ministro de CAP), Omar Lares ( sempiterno chupa medias del régimen puntofijista), Víctor Salmerón ( agente tarifado de las multinacionales), Fausto Maso ( cubano, adorador de Fulgencio Batista), entre otras firmas, solo escriben y opinan  en contra del Proceso Revolucionario. Todo ellos son agentes y tratan de conformar matrices de opinión falsas. Pero lo más grave de todo, es que en los últimos días se han dado a la tarea de convocar entre líneas algunos y otros de manera directa a una insurrección cívico militar. Esto lo realizan por toda la calle del medio, sin que exista una investigación u observaciones de parte del gobierno bolivariano. Nelson Bocaranda y militares felones, ex ministros de defensa de CAP como Ochoa Antich, también llaman abiertamente a una guerra civil. Nos preguntamos. ¿Dónde existe la censura de parte de los órganos administrativos y policiales del gobierno?. En Venezuela lamentablemente existe un libertinaje de los medios de comunicación. De esto no existe duda al respecto.

Ahora bien, de todo esto que acontece, el único perjudicado es el ciudadano de a pie. Que adquiere sus dominicales para solo leer la página deportiva o de espectáculos, o dejar que su mascota utilice el periódico para sus necesidades.

La credibilidad de los Medios se ha venido a pique. Se han cocinado en su propia salsa. La mediocridad presente en las páginas de los diarios de la derecha, es el causante de la merma en sus ventas. Nada tiene que ver las divisas, ni la falta de insumos o materia prima. La crisis de los mass media no es coyuntural es estructural, Una prensa escrita que no informa, que solo miente para beneficios de unos cuantos.

Los gremios y sindicatos de la comunicación, ante esta grave crisis del periodismo venezolano, no oyen, no hablan y no ve.  Quizás con la implosión que se ve venir inexorable, aparezca una nueva generación de profesionales de la información, que transformen, que revolucionen nuestro periodismo.
Los dueños de canales de información (escrito, radial y audiovisual) llevan 15 años de ofensiva mediática contra el Gobierno Bolivariano. La táctica de reducir la verdad, ha chocado con la realidad. Y esta realidad no puede ocultarse con mentiras o medias verdades, por eso la falta de credibilidad de los mass media.

La realidad social es dialéctica, por eso el periodismo debe convertirse en la “Ciencia de la Verdad” y no en esa “cosa” que tenemos hoy.
Es ahora o Nunca….