Buscar este blog

Cargando...

Entrevista por RNV, La Derecha Oposicionista

lunes, 15 de septiembre de 2014



Con recesión económica, no hay aumento de gasolina hasta nuevo aviso.
Por: Pedro Patiño
Red Bolivariana
El tan cacareado ajuste del precio del combustible, no va. Simple, hay una crisis económica con rasgos de recesión. Alta inflación, poca productividad. El crecimiento económico tiende a ser menos cero este año. A nivel mundial solo las economías de la China e India van a tener un crecimiento razonable, otras no tanto. El gigante amazónico Brasil puede crecer un 0,2 %, muy poco para el tamaño de su economía: Venezuela estará en negativo, esperando el segundo trimestre del año que viene, para ver si se emparejan las cargas.
La economía marcha mucho más lento que la política, esto lo hemos hablado. El año que viene hay elecciones, las cuales revisten mucha importancia para la estabilidad del país. Dependiendo de la rapidez de cómo se puede lograr un repunte económico, sea por rebote automático, o por medidas apropiadas, sean de ajuste o de liberación, el gobierno podría apostar a un triunfo en diciembre del 2015. Sin embargo, los problemas económicos deberían ser más tomados en cuenta, debido a que el descontento generalizado por la actual crisis puede desencadenar apatías, inconformidad y abstención de parte de sectores que apoyan por ahora al gobierno nacional.
Pensamos que el planteamiento de un ajuste del precio de la gasolina, seria echarle más leña al fuego. Los aumentos de precios recientes otorgados a productos de la cesta básica, pasarían de un solo viaje a formar una constelación en el firmamento por lo alto que podría llegar. Aunque, esta medida, debe ser implementada apenas se tenga la oportunidad. Quizás el año 2015, seguiremos con el mismo  subsidio. Pero repetimos, apenas la situación de crisis desaparezca, hay que hacer el ajuste. Recordemos que ninguna crisis es eterna, todas tienen su principio, desarrollo y fin.
Venezuela es un país sui generis, donde la ley de oferta y la demanda no se cumplen. Los precios son colocados por el libre albedrío de los productores o por fijación del estado. La fijación de los precios máximos (PMV), fue implementada primeramente en los EEUU. Durante la segunda guerra mundial se practicó este sistema, más que todo, para que los sectores de ingresos bajos pudieran tener accesos a los productos. El sistema de asignación de productos por personas (capta huellas), también fue aplicado en el norte, pero por intermedio de cupones (aun lo utilizan), sobre todo los artículos de primera necesidad, los precios establecidos en el sistema de asignación eran los precios del mercado, estas medidas fueron acordadas cuando la producción era escasa, y no se podía satisfacer la demanda, como actualmente ocurre en Venezuela.
Venezuela debe producir más y mejor, la reindustrialización debe ser el objetivo principal de la revolución bolivariana, la industrialización y modernización tecnológica del campo, y su arranque definitivo también deber ser una prioridad. No hacemos nada con tantos proyectos sin su debida ejecución. Todo esto convierte en letra muerta cualquier iniciativa.
Preguntémonos; ¿De dónde saldrá la cantidad de mano de obra, que se necesita para producir todo lo que necesitamos?. ¿Cómo vamos hacer para que una cantidad de terreno fértil del tamaño de Italia, se convierta en un emporio agrícola?. Estas son apenas dos interrogantes. La respuesta la tienen el alto mando político de la revolución, los empresarios comprometidos y los ciudadanos que estén dispuestos a ser realidad la utopía socialista….
Llego La hora… Venceremos¡¡
venezuelaeconomicaypolitica.wordpress.com