Buscar este blog

Cargando...

Entrevista por RNV, La Derecha Oposicionista

martes, 2 de diciembre de 2014



¿Es la OPEP un club de Pinochos?.
Por: Pedro Patiño
Red Bolivariana
Este era el nombre con el cual se calificaba a la OPEP durante la IV república. Creo que fue el ministro Edwin Arrieta Valera que se jactaba de que Venezuela no cumplía con la cuota de producción dentro de la OPEP. Alegaba que ningún país de esa organización mantenía las cuotas que desde su seno establecían. Cada quien para su sardina, era la política de la OPEP. Edwin Arrieta junto con otros directores de PDVSA estaban en la onda de debilitar la OPEP. También jugaban a la estrategia de mantener precios bajos, para que así, PDVSA pudiera ser vendida a precio de gallina flaca. El precio del crudo rondaba los 7 dólares el barril, entonces llego Chávez, llamo a botón a los países OPEP y reimpulso una estrategia que hizo subir los precios de crudo.
Hoy vemos una caída de precios, que lesionan gravemente a los países en vía de desarrollo y productores de crudo. Los países que integran actualmente la OPEP son: Arabia Saudí, Emiratos Árabes, Argelia, Irán, Irak, Indonesia, Qatar, Kuwait, Libia, Nigeria y Venezuela. En un tiempo también estuvieron Ecuador y Gabón, ambos ya no pertenecen. Arabia Saudí con un crudo extra liviano y de bajo costo de extracción es el que más produce con unos 10,6 millones de bd. Este volumen de extracción es en gran medida la causa del bajón de los precios, Arabia Saudí junto con Kuwait y Qatar son una especie de protectorado estadounidense, por tal motivo aúpan la producción en detrimento de los precios. Los EEUU también han enviado al “mercado” internacional una gran cantidad de crudo de su producción convencional y no convencional. Los gringos siempre han utilizado esta estrategia para influenciar en la baja de los precios y luego comprar crudo barato para repotenciar sus reservas. Aunque China también se está beneficiando igual que la India, a los EEUU no les preocupa, siempre y cuando pueda golpear economías como la venezolana, que depende casi el 100 % de la renta petrolera.
La OPEP tiene en su seno muchas contradicciones, una de ellas, es la correspondiente con el juego que realizan las grandes transnacionales norteamericanas y británicas en la exploración, extracción, tratamiento y transporte de crudo. Pareciera que el cartel petrolero internacional representado por las compañías tiene mayor peso en la creación artificial del precio de crudo que los gobiernos que rigen los países de la OPEP. La OPEP controla aproximadamente el 43% de la producción mundial de petróleo y el 75% de las reservas de petróleo. Su dominio en las exportaciones de crudo se sitúa en alrededor del 51%. Además, concentra la totalidad de la capacidad excedentaria de producción de petróleo del mundo, lo que, de facto, convierte a la OPEP en el banco central del mercado petrolero.
La cuota de mercado de la organización aumentará en el futuro, ya que la Agencia Internacional de la Energía prevé que la producción de petróleo convencional de los países que no forman parte de la OPEP alcanzará su máximo alrededor de 2015. De hecho nuestro país, tenía planes de ubicar su producción alrededor de 5Mbd. De ser así, los precios que se han venido a pique, no tendrán motivos para alzarse de nuevo sobre los 100 $ por barril. La estrategia de la OPEP siempre ha sido del fortalecimiento de políticas estratégicas para enfrentar los manejos artificiales de precios inducidos por las grandes transnacionales. ¿Hay escapatoria a esto?.
Inicialmente tenemos que tener claro, que la estrategia de mantener precios bajos, conlleva a una ganancia extrema de la venta de los productos derivados del petróleo. Quienes fabrican estos productos tendrán ganancias extremas, comprando petróleo barato y transformándolos en derivados costosos que los países en vías de desarrollo tendrán que adquirir irremediablemente. La industria petroquímica venezolana no está todavía a la altura de transformar esos hidrocarburos en productos para su exportación y uso interno. He aquí uno de los parámetros que debemos desarrollar a mediano plazo.
La OPEP se ha dejado arropar -no ahora-  por las corporaciones que manejan el monopolio petrolero. Estas transnacionales antes llamadas las siete hermanas, mantienen un monopolio, una especie de cartel financiero, que pueden artificialmente jugar con los precios de las importaciones de crudo, a beneficio de los grandes oligopolios financieros del primer mundo. Cuando los EEUU eran grandes exportadores de petróleo los precios del crudo eran altos, esto lo establecía quienes extraían el oro negro, luego que fue mermando la producción en EEUU, estas corporaciones han influido de diversas maneras para mantener un precio bajo, pero los comodities que generan la refinación, siempre han estado en un valor alto. Esto quiere decir, que el “negocio” petrolero no tiene nada que ver con la teoría de “economía de mercado”, y que la oferta y la demanda no se relaciona para nada con lo que está pasando. De ser esto al revés, es decir, que el “mercado” petrolero se rige por las leyes económicas, esta coyuntura de bajos precios durara poco. Ojala y así sea.
Venezuela vuelve a encontrarse en pañales ante una caída de los precios, tal como ocurrió en el 2008. No sabemos cuántas crisis más debemos sufrir por la volatilidad de los precios de crudo, para que los gobiernos apuren la marcha de la diversificación, reindustrialización y menos dependencia de la renta petrolera. Solo vemos buenas intenciones y discursos motivantes y letras plasmadas en reformas políticas económicas. La negación de Arabia Saudí y sus aliados de oriente sobre el recorte de producción puede ser el inicio del final. El alegato de que Rusia y otros países No OPEP subirán su producción arrebatándoles clientes a los árabes, no parece el principal motivo. Existe algo más, de mayor peso político y geoestratégico de haber aumentado la producción y alejándose de los principios fundacionales de la OPEP.  A los árabes les creció la nariz y esta vez bastante larga.
Saludos cordiales
Próximo Articulo: “No hay guerra económica, sino Guerra Política”
venezuelaeconomicaypolitica.wordpress.com