Buscar este blog

Cargando...

Entrevista por RNV, La Derecha Oposicionista

martes, 1 de marzo de 2016

El Motor Minería: Seguir con el Modelo Rentístico con otros Minerales, y la ¡Destrucción de la Pachamama!.

Por: Pedro Patiño
Red Bolivariana

Casi todo el mundo en Venezuela esta de acuerdo que el Modelo Económico basado en el extractivismo mineral cuya fuente principal es el petróleo debe ser lentamente desplazado no de un todo (tenemos las mayores reservas de crudo), para así diversificar nuestra economía y no depender de los ciclos de precios del petróleo. Alguien una vez dijo, en Venezuela no hay gobiernos malos ni buenos, sino, bajos y altos precios del petróleo, he aquí la importancia de reindustrializar nuestras actividades productivas de manufactura. El petróleo ha sido todo para nosotros, en la IV república se trató de utilizarlo como palanca de crecimiento, se buscó a través de la industria petroquímica ese impulso, se hizo muy poco. Durante la Revolución Bolivariana, muchas voces indicamos que había que ampliar la gama de productos derivados del petroleo manufacturados en el país. Alrededor de más de 24 mil productos terminados derivados de ese mineral energético no lo fabricamos en el país, tenemos que importarlos. Ahora bien, nos preguntamos; ¿Porque en tiempos de Revolución no hicimos las inversiones necesarias para esta transformación, crecimiento y desarrollo de nuestra industria petroquímica?. Hay que verle la cara si nosotros podemos fábrica estos 24 mil productos, no solamente ahorramos divisas, sino que, generamos divisas, empleos, etc.

Nuestra industria petrolera sólo ha sido usada como generadora de renta, sin la fuerza transformadora del trabajo productivo, que es allí donde debemos enfocarnos. El maná petróleo, paga cuentas, cubre huecos fiscales, subsidia, y crea la cultura de la dádiva, que sin esfuerzo alguno, todo el mundo quiere su barrilito de petróleo.

Hoy, sumergidos en una crisis evolutiva económica y que todavía no toca fondo, el gobierno central descubre que a través del otorgamiento de unas concesiones para la explotación de otros minerales, puede recibir recursos que alivien las cuentas en rojo. Es cierto que la economía basada en la explotación de minas significa una entrada de recursos para oxigenar cualquier economía, también es cierto, que estos recursos, como todos los minerales, son finitos, por tal motivo, el crecimiento o desarrollo de un país, no puede estar supedidato a recursos no renovables. Todavía no sabemos el alcanze de estas concesiones. No sabemos si es otra "Apertura Económica" tipo Caldera II, o nuestra participación sólo será reducida a una simple "Actividad Económica Primaria", que nos devolveria a lo que ocurrió al inició de la explotación petrolera, donde las transnacionales de turno se pagaban y se daban el vuelto. Hay que esperar más información al respecto.

El negocio minero a través de la explotación de cualquier tipo de minerales y su procesamiento comprende una serie de acciones que producen significativos daños al medio ambiente y estos perduran en el tiempo infinito. No sabemos si la actividad establecida en el llamado Motor Minería, comprende sólo las acciones a Cielo Abierto o superficial, o también puede ser que utilizen la Subterránea, de todas maneras, las dos son depredadoras del ambiente. La eliminación de la vegetación existente, la destrucción de la capa superior de la superficie terrestre, daños en acuíferos, e impacto ambiental a las comunidades cercanas, son algunos de los efectos colaterales de esta actividad económica, sin olvidar la desaparición de la flora y la fauna.

En fin, seguimos con nuestras contradicciones, queremos apartarnos un poco del modelo extractivista del mineral energetico llamado petróleo, pero ahora nos sumergimos en otro modelo con los mismos principios extractivista, pero con diferente cachimbo, ahora se llama Oro, Cobre, Coltan, Carbón, Piedras Ornamentales y de Construcción, pasaremos a integrar la lista de las 7000 mil minas productivas. Aunque toda esta actividad no es soplar y hacer botella, ya que se necesitan cubrir varias etapas para su consagración, como es: exploración, estimación de recursos, proyectos, obras, explotación, procesamiento y comercialización, esperemos que estas dos últimas etapas nos corresponda hacerlas en el país, y que el lomito no se lo lleven pa' fuera.....
Amanecerá y venceremos!!!!
venezuelaeconómicaypolítica.wordpress.com