Buscar este blog

Cargando...

Entrevista por RNV, La Derecha Oposicionista

lunes, 30 de abril de 2007

Ponencia de Vivian Forrester sobre la Revolucion Bolivariana

Ponencia de Vivian Forrester* en el Gran Anfiteatro de la Soborna
Paris Oct 2001.

Tema: Transformar a Venezuela ¿ Una Utopía Posible?


Señor presidente, señoras y señores.
Creo que hoy, en vista de los acontecimientos del 11 de septiembre, parece extraño hablar como lo hacíamos hace algún tiempo. Yo creo que más que nunca, es necesario hablar, es necesario estar tan atentos como antes y no dejarse adormecer por esos acontecimientos dramáticos. No podemos olvidar ciertos tópicos fundamentales como es el alza del desempleo. El presidente Chávez se opone al dogma según el cual no hay alternativa al modelo de sociedad en la cual vivimos. Hay quien dice que la economía de mercado es el único modelo posible. Pero en democracia siempre hay alternativa. Decir que no la hay es totalmente estalinista. Tambien nos dicen que es imposible crear contrapoderes que se opongan al estado actual de la sociedad.
Hemos visto en Seattle y en Génova que es posible resistir.Resignarse y adaptarse es como morir, mientras que resistir es una forma de vivir. El presidente Chávez no se resigna a la globalización, al intentar desarrollar políticas que invierten el orden de las prioridades. Esta consciente de que la economía y la política deben estar al servicio de la gente, y deben preocuparse por su bienestar y por su dignidad. De todas formas es totalmente anacrónico seguir hablando de economía de mercado cuando en realidad se tendría que hablar de economía especulativa, cada vez más virtual, cada mas aislada de la sociedad. Lo repito, una economía verdadera debe estar al servicio de la gente; por lo tanto, es necesario debatir sobre el papel que debe desempeñar el sector privado.
Cuando se habla de economía en la prensa y en otras partes, de inmediato y, casi por instinto, se piensa en el negocio, en un sector empresarial que ha caído en la pura especulación. Hoy en día hay quien dice que la economía destruye la política, aunque en realidad sea todo lo contrario: es la política ideológica, hegemónica y ultraliberal la que destruye la economía real.
Hay quien habla de globalización y dice que es imposible luchar contra ella, que es un fenómeno ineluctable frente al cual no podemos sino arrodillarnos. El termino globalización es equivoco, es una mezcolanza en donde la historia, lo económico, lo político, lo social, lo cultural, lo tecnológico se confunden, se enredan a tal punto que no se puede analizar. El termino globalización no quiere decir nada. Rechazar la globalización no es rechazar el progreso tecnológico, ya que la tecnología podria ser puesta al servicio de la gente, y no contra ella como es el caso hoy en día. No se trata de oponerse a un fenómeno avasallante sino a una ideología y a un sistema político que nos tratan de imponer. Se trata de una lucha Política, de una resistencia que se ha dado muy a menudo en la historia. Debemos emprender una lucha Política a escala humana. Hay quien nos dice que los dividendos del sector privado son esenciales porqué supuestamente son el único medio de generar fuentes de trabajo. Pero,¿cómo ignorar que las empresas que generan mayores dividendos son las que despiden al mayor numero de personas al tiempo que el precio de sus acciones aumenta en la bolsa de valores? Por supuesto, sus dirigentes aplican de manera preferencial la reducción de costos saláriales como modo de gestion. Así, cada vez se confunde mas la utilidad con la rentabilidad. Se llega a una situación tan extrema que los verdaderos beneficios públicos se consideran como déficit publico, y nos damos cuenta de que cuando de rebajar costos se trata, los presupuestos para la educación, la salud o la justicia son los primeros afectados, a sabiendas de que esos sectores no solamente son necesarios sino que son indispensables para la supervivencia de nuestra civilización. Al mismo tiempo que carecemos de profesionales de la educación, la salud y justicia, nuestra educación prepara a los jóvenes para que se incorporen a empresas que cada día los necesitan menos. El presidente Chávez multiplico por dos el presupuesto de educación de su pais y, además de loable, perfectamente realista.
Es necesario que los jóvenes entiendan que hay una gran diferencia entre trabajo y empleo. El trabajo es una funcion profundamente inherente a la persona humana, mientras que el empleo es un sector del trabajo que, por su parte, no le es nada inherente. Los jóvenes tienen que entender que la dignidad no depende de sí tienen o no un empleo. Tal vez dependa del amor al trabajo, pero sobre todo depende de la capacidad de darle un verdadero sentido a la vida propia. Y solo la educación puede darle sentido a la vida de cada cual, con o sin empleo. La educación no puede seguir siendo lo que actualmente es: una antesala al rechazo de la sociedad, el aprendizaje de estatus de subalterno.
La tendencia general es hacer que quienes no son pobres se conviertan en especuladores de bolsa, en buena parte gracias a los fondos de pensiones. Me alegro que el presidente Chávez, al igual que el gobierno francés, no haya optado por los fondos de pensiones. Su resistencia es muy importante. Los fondos de pensiones son una herramienta para aferrar la gente al sistema. Se pretende colocar los ahorros de los asalariados en esa economía de casino en la que vivimos actualmente. Esto representa un gran peligro, pues los financieros saben que la burbuja especulativa es extremadamente frágil aunque pretendan olvidarlo a pesar de la ilustración actual. No hay razón para que los asalariados arriesguen sus ahorros en economía de casino, pues mas valdría apostarlo en carreras de caballos... Por lo menos seria al aire libre y mucho más divertido. ¿Cómo funcionan los fondos de pensiones? Pues sabemos que las prioridades de los inversionistas privan sobre la de los consumidores, y que las empresas hacen cualquier sacrificio para atraer a los inversionistas y en particular a los fondos de pensiones. Los fondos de pensiones no son propiedad de las viuditas escocesas o de los jubilados de Miami como quieren hacérnoslos creer. En realidad, son propiedad de los inversionistas institucionales que manejan sumas considerables y que, por consiguiente, tienen un poder fenomenal. Estos inversionistas les piden a las empresas en las cuales quieren invertir que arrojen dividendos de 12 a 15% , lo cual es completamente realista sobre todo a largo plazo. Para llegar a producir dichos dividendos, las empresas tienen que reducir drásticamente sus costos, y como de costumbre, lo que reducen es los salarios. Los fondos de pensiones son pues la causa de los despidos hechos en beneficio de los accionistas. Es lo que llaman la “nueva economía”,el paso de una economía de mercado a una economía virtual y especulativa. Para distraer la atención de sus efectos, se hizo hincapié en las nuevas compañías que llamaban las Startup. Recuerdo que cuando uno emitía la mas mínima critica le respondían “¿Qué dice? Si estamos a las puertas de un paraíso económico donde habra puestos de trabajo por doquier”. Un niño era capaz de darse cuenta que esas compañías fundadas sin activos reales, sin dividendos, sin experiencia, no tenían ninguna posibilidad de sobrevivir. Aun así, a eso lo llamaban pomposamente “la nueva economía” y nos decían “ya verán” Pues ya vimos: una derrota total, una debacle absoluta y casi inmediata. Aunque suene fuerte, después de tanta incompetencia, tanto e la previsión como en la gestion ¿acaso se han arrepentido de los ensalzaban a la “nueva economía”? ¡Pues no¡ Nadie ha hecho acto de contrición. Nadie dice nada, incluso cuando la gran interrogante, ojala que no, del siglo XXI puede ser ¿prefiere ud ser pobre trabajando o pobre sin trabajar? Pues no olvidemos que en los países que supuestamente no tienen desempleo, en realidad se sustituye el desempleo con la pobreza. En los EEUU, donde el desempleo es 3,2%, 19,1% de la población vive por debajo del limite de pobreza, según cifras del PNUD. Según esta institución, los EEUU son los campeones de la pobreza entre los países desarrollados, y la Gran Bretaña es medallista de plata. Hay que entender que un pais rico no necesariamente es un pais prospero, pues puede contener gente muy rica y una gran masa de pobres. Eso es lo que sucede en EEUU, El mundo esta gobernado en funcion de los dividendos de los grupos privados que designan a los dirigentes de las grandes instituciones internacionales como FMI, el BM, la OCDE o la OMC. Dichas instituciones pretenden ocuparse de los problemas del mundo; pero en realidad, como lo vimos en Seatlle, en vez de ocuparse de los problemas del mundo lo que hacen es crear un mundo de problemas. Hay otro peligro, la penalización del desempleo. En los países anglosajones es una realidad, y tanto en Alemania como en Francia existe la tentación de hacerlo realidad. Por ejemplo en los EEUU, si al cabo de dos meses una persona no encuentra trabajo, cualquier trabajo con cualquier sueldo, le quitan el seguro de paro forzoso. Eso se denomina “trabajo forzado” y esta prohibido por la declaración de los Derechos Humanos. Cuando se dice que hay que castigar a los desempleados, se supone que la fracción de la población que no esta desempleada esta de acuerdo con esto, y que una parte de la población desprecia a otra parte de la población ¡ No hay nada más peligroso que alguien se sienta inútil, o un estorbo, y que en efecto lo sea para los demas¡.
El presidente Chávez lo entendió desde un principio: la gente es más importante que el mercado, y los esencial es el respeto a la persona humana. Eso es lo que esta tratando de hacer en su pais, y por eso le damos las gracias. Lo que admiro en el presidente Chávez es su respeto por el respeto.

*Vivian Forrester: Escritora y critica de arte( Francesa)