Buscar este blog

Cargando...

Entrevista por RNV, La Derecha Oposicionista

jueves, 21 de enero de 2016

La crisis económica es mundial y nos agarró con los pantalones abajo.
Por: Pedro Patiño
Red Bolivariana

En pocas palabras sin camisa y con los pantalones abajo es decir desnudos en la intemperie económica. Recién la transnacional petrolera SHELL, informó que sus beneficios en el 2014 se redujeron en un 42%. Todo esto debido exclusivamente a la caída de los precios del petróleo. Un porcentaje tan alto de caída en sus finanzas hace tambalear  cualquier empresa petrolera, esto por supuesto redundara en recortes de inversión, de exploración, extracción e investigación, a la vez de despidos masivos de personal en sus filiales en el mundo. 

Francia un país del "primer mundo" también sufre los embates de la crisis mundial, el gobierno y que "socialista" tendrá que recortar gastos, a la vez de ver como hace para paliar el grave volumen de desempleados más o menos unos 500.000 de jóvenes sin empleo y peor aún sin profesión.

El gigante petrolero Arabia Saudí, tuvo que aumentar en un 50% el precio interno de su gasolina, junto con estas medidas eliminará subsidios para limitar el gasto público, a la par de esto, revisara la política de subvenciones en áreas como electricidad, agua, diésel entre otros, estas eran financiadas por el estado, todo esto debido al gran déficit fiscal de más o menos 98 mil millones de dólares arrojado en el 2015 por la caída desenfrenada de los precios del crudo. Los Saudíes se la verán negras en los sectores comercio y agrícola donde serán incrementados los impuestos.

El país nórdico de los sueños, Noruega, también ha sido afectado por los precios bajísimos del petróleo. Este país uno o el más rico del mundo, con un sistema social envidiable, ha sido golpeado por la crisis económica mundial. Si no creen, había que preguntarle a los padres de familia que han perdido su trabajo, aunque el porcentaje es bajo con respecto a otros países, para una nación tan rica es un alerta. La economía de Noruega se ha desacelerado. La empresa petrolera emblemática de ese país, la STATOIL ha mandado para la calle a 20.000 trabajadores desde julio 2014, tal es la situación por la afectación de los bajos precios del petróleo, que las autoridades de ese país piensan tomar medidas mucho más drásticas, tomando en cuenta que la economía de Noruega depende directamente en un 10% de puestos de trabajo de las empresas de hidrocarburos. Sin olvidar que el petróleo impacta en un 40% el PIB de Noruega.

Los países africanos petroleros también sufren la caída de los precios del oro negro. Un ejemplo es Nigeria, donde el 70% de sus ingreso provienen del crudo.

Rusia, ayer no mas su moneda recibió un duró golpe. Recordemos que la fría Rusia, más de la mitad de los hidrocarburos representan la mitad de sus recursos presupuestarios.

En nuestra región, el presidente Rafael Correa de Ecuador fue categórico, al anunciar que su país no va percibir casi nada en el primer semestre de este año por exportación del crudo.

La crisis económica es generalizada a nivel mundial, afectando en mayor nivel a los países que pertenecen a la OPEP, ya que la mitad de ellos son países en "vía de desarrollo". Pero no sólo la crisis por los bajos precios de la energía fósil afecta a países productores o compañías petroleras, también ha salpicado las principales bolsas de valores del mundo que han caído a niveles de alerta. Las compañías de servicios financieros, entre ellos la banca mundial  también sufren la crisis, un ejemplo de ello es la reconocida BARCLAYS, que cotiza en la bolsa de NY, Londres y Tokio, esta empresa del ramo financiero ha despedido sistemáticamente a 19.000 operarios, desde el 2014, anunciando nuevos despidos para el 2016.

Los EE.UU. no escapan de la crisis. En Texas la situación no esta de color de rosa, el gigante Texas es el número uno en producción de crudo, más o menos un tercio de la producción diaria, pero la rentabilidad de las operaciones de producción a los precios actuales del crudo han obligado abandonar trabajos ya comenzádos y dejar a un lado nuevos proyectos. Las bombas de expendio de gasolina también han sido afectadas por el bajo precio del galón de gasolina, este ha caído a 2 dólares el galón, lo que ha perjudicado la rentabilidad de dichos negocios. Este bajo precio de combustible ha exacerbado el consumismo desenfrenado de los estadounidense y ha mermado la reserva nacional de gasolina. A esta crisis se le une las protestas por los bajos salarios de empleados a nivel nacional, que exigen un mínimo de 15 dólares la hora. El Tío Sam no la tiene fácil.

Nuestro país, no puede escapar de esta crisis, más si dependemos del 96% de los ingresos de nuestro petróleo por concepto de exportación, eso representa más del 50% de nuestro PIB. Tampoco la tenemos fácil, ojalá y haya compresión entre todos los venezolanos y junto nos montemos a Venezuela en el hombro para ayudar a colocarla a flote
Amanecerá y venceremos!!