Buscar este blog

Cargando...

Entrevista por RNV, La Derecha Oposicionista

miércoles, 27 de julio de 2016



Estado y Mercado (Primera Entrega); Notas en el Tintero y Algo Mas……
Por: The Economist
Transcripción: Pedro Patiño
Las personas son rápidas para suponer que una “falla del mercado” justifica una acción por parte del gobierno. Esta parte defiende una sólida suposición a favor de los mercados, no porque funcionen siempre correctamente (nunca lo hacen), sino porque, en general, la alternativa es peor.
De acuerdo con la deducción central de la teoría económica, bajo ciertas condiciones, los mercados asignan recursos de manera eficiente. El término “eficiente” tiene un significado especial en este contexto. La teoría expresa que los mercados producirán un resultado tal que, dados los recursos escasos de la economía, resulta imposible favorecer a alguien sin perjudicar a alguien más. En otras palabras, la teoría económica ofrece una prueba de la gran idea de Adam Smith. En una economía de mercado, si se cumplen ciertas condiciones, una mano invisible guía a una innumerable cantidad de individuos, aparentemente descoordinados, hacia un resultado que es, en un sentido convincente, el mejor que se puede lograr.
En los países ricos, los mercados son muy similares para que se llamen la atención mutuamente. No obstante, un poco de admiración resulta apropiado. Cuando los urbanistas soviéticos visitaron un mercado de vegetales en Londres durante los primeros tiempos de la perestroika, se impresionaron al no encontrar colas, escasez de existencias o montañas de vegetales desperdiciados y que nadie quería. Estos llevaron a sus anfitriones a un costado y dijeron: “Entendemos, Uds. tienen que decir que todo esto es obra de la oferta y la demanda. Pero ¿pueden decirnos lo que está sucediendo verdaderamente? ¿Dónde están sus urbanistas y cuáles son sus métodos?”. La esencia del mecanismo de mercado es en efecto captada por el diagrama de la oferta y la demanda que se muestra en el gráfico. La curva de oferta mide el costo de los vendedores, a cualquier nivel de producción, al vender una unidad más de su mercadería. A medida que la producción se incrementa, la ley de rendimientos decrecientes eleva este costo extra (o marginal), de manera que la pendiente de curva de oferta asciende. De la misma manera, la curva de demanda mide el beneficio de los consumidores al adquirir una unidad más. A medida que el consumo crece, el beneficio del consumo extra disminuye, entonces la curva de demanda decrece. En el punto donde las curvas se cruzan, se fija el precio de esta manera la demanda iguala a la oferta. Allí, y solo allí, el beneficio de consumir más de una unidad es exactamente igual al valor del costo que supone su producción. Si el rendimiento fuera menor, el beneficio de consumir más excedería el costo de su producción. Si el rendimiento fuera mayor, el costo de producir unidades extras excedería los beneficios extra, entonces, el punto en donde la oferta iguala la demanda es ¡“Eficiente”!.
Descripción: https://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/a/ae/Economic-surpluses_es.svg/220px-Economic-surpluses_es.svg.png
Todo muy fácil en teoría.
Sin embargo, las condiciones que se necesitan para lograr la eficacia del mercado son extremadamente demandantes, mucho más de lo que se presentan en el mundo real. La teoría requiere “competencia perfecta”: debe haber muchos compradores y vendedores; las mercaderías de los proveedores de la competencia deben ser indistinguibles; los vendedores y compradores deben estar totalmente informados y los mercados deben ser completos, es decir, deben existir mercados no solo para la venta de pan aquí y ahora, sino que tienen que haber mercado para la venta de pan en todos los países del mundo. En otras palabras, el fracaso de los mercados es omnipresente. Se presenta en cuatro variedades.
1)   Monopolio. Por medio de la reducción de sus ventas, un monopolista puede elevar el precio de sus mercaderías. Sus ventas caerán, pero sus ganancias aumentaran (caso Venezuela, N. del T.). El consumo y la producción son menores que el monto eficiente, causando una perdida irrecuperable de eficiencia.
2)   Bienes Públicos. Algunos bienes no pueden ser suministrados por los mercados. Si Ud. se niega a pagar por un abrigo nuevo, el vendedor se negara a dárselo. Si se niega a pagar por la defensa nacional, el “bien” no podrá ser entregado tan fácilmente. Puede tentarse y dejar a otros que paguen. El mismo razonamiento se aplica a otros bienes “sujetos a exclusión”, como la ley y el orden, el aire puro, etc. Debido a que los vendedores privados no pueden esperar el recupero del costo de producción de dichos bienes, no lo suministraran.
3)   Externalidades. La fabricación de algunas mercaderías causa contaminación: el costo es soportado por personas sin opinión en las decisiones sobre la cantidad a producir. El consumo de algunos bienes, (educación, frenos antibloqueo) extiende los beneficios más allá del comprador; otra vez, esto será ignorado cuando el mercado decida cuanto se debe producir. En el caso de las externalidades “buenas”, los mercados abastecerán muy poco; en el caso de las externalidades “malas”, abastecerán demasiado.
4)   Información. En alguna forma, una clase especial de externalidad, esta merece ser mencionada por separado debido al énfasis que se le puso en la teoría económica reciente. Para darse cuenta de por qué la información importa, considere los mercados de automóviles usados. Un comprador, sin información confiable, puede considerar el precio como claro indicador de las condiciones en que se encuentra el auto. Esto coloca a los vendedores en un dilema: si reducen los precios, solo convencerán a las personas de que sus automóviles no son malísimos. El mercado laboral, creen muchos economistas, constituye otro “mercado de limones”. Esto puede ayudar a explicar por qué les resulta difícil a las personas desempleadas fijar ellas mismas un precio por su trabajo.
¿Cuán Dañino es el mercado?. Cuando los mercados fracasan (caso Venezuela, N. del T.), hay un motivo para intervenirlo, pero primero se deben responde dos preguntas. ¿Cuánto importa en la práctica el fracaso del mercado? Y, ¿pueden los gobiernos enderezar el fracaso? El resto de este articulo y respuesta a la pregunta en una segunda entrega…..
Notas en el Tintero: 1) El súper ministro Ricardo Menendez, y el jefe de telecomunicaciones Williams Castillo, sufren del síndrome de ignorancia estratégica (Chomsky dixit), es decir, “ignoran” la realidad de la crisis venezolana, al decir que todo está “chévere” en el país. 2) el diputado Diosdado Cabello continua con su “Caza de Brujas” e intimidación en el GPP, la tiene cogida con el profesor Juan Barreto.. ¿Porque será?. 3) La confrontación política entre gobierno y oposición están dejando a un lado un factor de mucho peso. Los Ciudadanos.. y estos son los que deciden en las elecciones, mucho cuidado. 4)El director de Ecoanalítica, economista Asdrúbal Oliveros asegura que el gobierno central esta errado en el proceder para solucionar la grave crisis económica, dice el que; se debe implementar un “Plan de estabilización” y no un “Plan de Ajustes y Reformas” como lo viene haciendo el gobierno. 5) Fedenaga afirma que se necesita 17 mil millones de dólares para revertir el desabastecimiento, esto incluye el pago a proveedores internacionales en el orden de 3.300 millones de dólares.6)La crisis política e ideológica del chavismo gubernamental, salpica a partidos aliados del GPP e inclusive a organizaciones como Marea Socialista donde ha ocurrido rupturas y diferencias sustanciales dentro de sus cuadros políticos.7) Según el vice Aristóbulo Izturis, puede venir un ajuste salarial, si esto es cierto, para que sea beneficioso y real debe rondar los 50 mil Bs netos, e inmediatamente una congelación de precios.8)La radicalización y el discurso incendiario es un mal concejero en ambos bandos, ojala y no se prenda la mecha.9) El endeudamiento ( aun cuando el BCV dice que no) de 485 millones de dólares a través del FLAR no es nada nuevo para el país, ya en la IV república esta práctica era normal y su aprobación no pasaba por “GO” ( es decir por el congreso), es un simple financiamiento utilizando deuda. 10) Ya AD tiene su “gallo” para las elecciones presidenciales, Ramos Allup. Solo esperan que los partidos que conforma eso llamado MUD, apuesten a él y ofrezcan su apoyo irrestricto, Capriles Radonski anda desolado por esta noticia.
Continuara…………